Alemania sueña con la revancha por la final del Mundial de 1966 en Wembley

Alemania sueña con la revancha por la final del Mundial de 1966 en Wembley

La victoria de las alemanas en la semifinal contra Francia (2-1) ha desatado las expectativas ante el partido del domingo, pese a que Inglaterra es favorita, ademas de anfitriona

Para los alemanes sigue siendo una espina la derrota sufrida por los hombres de la Mannschaft en el Mundial de 1966 en el mismo legendario estadio londinense

Los medios alemanes ven a la selección de fútbol capitaneada por Alexandra Popp rumbo a la revancha en la final de la Eurocopa contra Inglaterra, tras la derrota sufrida por los hombres de la Mannschaft en el Mundial de 1966 en el mismo legendario estadio de Wembley.

«Tras 56 años, Alemania tiene ante sí la oportunidad de tomarse la revancha por la derrota 2-4 de la final de 1966», escribe el popular diario «Bild», según el cual entre los 90.000 aficionados que se espera para la final del domingo habrá 3.000 alemanes. La victoria anoche de las alemanas en la semifinal contra Francia (2-1), con dos goles de Popp, ha desatado las expectativas ante el partido del domingo, pese a que Inglaterra es favorita, ademas de anfitriona

El citado rotativo alude a lo que para muchos alemanes sigue siendo una espina y que, encima, se recordó estos días a raíz de la muerte de Uwe Seeler, uno de los grandes del fútbol alemán y miembro de la selección que quedó subcampeona frente a Inglaterra en una final muy controvertida..

En el país de Popp se habla aún del «gol de Wembley» de 1966, en referencia al tanto que subió al marcador, obra de Geofrey Hurst, que dio contra el larguero, cayó al suelo y, según se insiste aún hoy en Alemania, no atravesó la raya de gol. Finalmente Inglaterra se impuso por 4-2, pero ese teórico gol fantasma que concedió el árbitro se considera fundamental para la derrota alemana y punto álgido en la rivalidad histórica entre ambas selecciones.

Seeler, fallecido hace unos días a los 85 años, alivió un poco el trauma alemán cuatro años después, en el Mundial de México, al contribuir con uno de los goles a la eliminación de Inglaterra (3-2) en cuartos de final del torneo.

Estos días pasados han estado plagados de recuerdos emotivos a Seeler, cuya trayectoria futbolística se identifica con los cuatro Mundiales que disputó con la Mannschaft y con el Hamburgo, su equipo de toda su vida.

NOTICIAS RELACIONADAS

Junto a las alusiones a la final de Wembley de 1966 se han multiplicado en las redes sociales los comentarios que recuerdan que, por lo menos, ahora se dispondrá del VAR para resolver goles dudosos.