Alcaraz sufre ante Zeppieri para meterse en la final de Umag

Alcaraz sufre ante Zeppieri para meterse en la final de Umag

El tenista de El Palmar se llevó un duro partido que se alargó casi tres horas

El murciano jugará por segundo año consecutivo la final de Umag, donde consiguió su primera victoria ATP

Carlos Alcaraz disputará la final de ATP 250 de Umag tras imponerse al italiano Giulio Zeppieri, 168 del ranking ATP, en un largo y trabajado duelo de semifinales que se alargó casi tres horas (7-5, 4-6 y 6-3).

El primer punto de inflexión llegó en el tercer juego. Dispuso Alcaraz de hasta tres bolas de break pero todas ellas las levantó al romano. En la cuarta, con un saque y red, la volea se le fue a Zeppieri al pasillo de dobles entregando su servicio.

Sufrió más de lo necesario el murciano en el sexto juego para mantener su saque pero, pese a conceder dos opciones de break, acabó solventando el problema con golpes de auténtico campeón. Pero Zeppieri iba a vender caro ese pequeño primer triunfo y puso en aprietos una y otra vez al palmareño en sus turnos de saque. Tanto que en el octavo juego remontó una desventaja de 40-0 para conseguir la rotura y volver a igualar el partido.

Esa dinámica se mantuvo en los siguientes turnos de servicio de Alcaraz, que incluso tuvo que superar tres bolas de set en el noveno juego para mantenerse vivo ante el alto nivel que imponía su oponente. Esa lucha encendió la bombilla al murciano que firmó tres puntos consecutivos al resto y aunque cedió las dos primeras bolas de break, a la tercera, con un buen resto, volvió a tomar la iniciativa en el marcador. Una ventaja que mantuvo con su saque, que esta vez pudo sumar con cierta facilidad para anotarse el set.

Con un guion similar al primero arrancó el segundo set. Solo que esta vez el break se resistía y, además, llegó con un percance para el de El Palmar en el segundo set. Se hizo daño en el pie derecho mientras corría hacia la red y tuvo que ser atendido por las asistencias, aunque pudo continuar sin problemas. Lo que no pudo es ganar la manga. El italiano tiró de su servicio para ir avanzando y en el décimo juego, aprovechó su primera bola de set para igualar la contienda.

NOTICIAS RELACIONADAS

No bajó los brazos Carlitos, que empezó la defensa del tercer set rompiendo los dos primeros servicios de su rival, sacando a relucir sus mejores golpes. Tocado, pero no hundido, el italiano, siguió a lo suyo y volvió a poner tablas en el marcador emulando al murciano y firmando dos breaks consecutivos. Empezó entonces a pagar el esfuerzo y los problemas llegaron en forma de calambres que le hicieron perder su servicio y también el partido.