Abusa sexualmente de la niña de 6 años a la que cuidaba su suegra en Murcia

Abusa sexualmente de la niña de 6 años a la que cuidaba su suegra en Murcia

El individuo, de 47 años, insiste en que es mentira, mientras la víctima detalla cómo él le daba «besitos en la boca» y que tardó en contarlo porque le daba miedo que le hiciese algo

La Audiencia Provincial de Murcia ha condenado a un hombre de de 47 años, vecino de la capital de la región, a pasar tres años en la cárcel por abusar sexualmente de una niña de 6 años de edad.

Los hechos tuvieron lugar en un domicilio de Murcia. Tal y como consta en el relato de hechos probados de la sentencia, cuando la madre de la pequeña se iba a trabajar la dejaba al cuidado de una mujer, que se ocupaba de la niña en su propia casa. Una vivienda a la que iba constantemente el yerno de esta señora, el sospechoso, que aprovechaba para quedarse a solas con la menor. Entonces la llevaba al dormitorio y la besaba en los labios.  

En un ocasión, el sujeto llegó a bajar los pantalones y la ropa interior a la pequeña, «haciendo que la misma quedara tumbada sobre la cama mientras que él contemplaba sus genitales, no constando que llegase a realizar tocamiento alguno». Aproximadamente un año después, cuando la madre tuvo conocimiento de los abusos que estaba sufriendo su hija, puso la denuncia.

En el juicio, la víctima relató cómo este individuo le daba «besitos en la boca», y habló también de la vez que la desnudó y la tumbó en la cama, un día que no llegó a ponerle un dedo encima. Nunca se lo dijo a nadie porque le daba miedo que le hiciese algo, pero una noche, al llegar a su casa, se lo contó a su madre y nunca más volvió a esa vivienda.

El individuo, por su parte, aseguró que nunca hizo nada a la menor, ya que no estaba a solas con ella en ningún momento, pues en el domicilio en cuestión estaban su suegra, su esposa y el hijo de ambos. Dijo que nunca le dio a esa niña ni un beso en la cara, porque él no es cariñoso.

El tribunal, a la hora de dictar sentencia, tiene en cuenta la credibilidad que ofrece la pequeña y apunta que «los actos y posturas descritos por la niña tienen un alto contenido sexual, cuya única finalidad era satisfacer los instintos sexuales del acusado».

NOTICIAS RELACIONADAS

Cuando salga de la cárcel, el sujeto tendrá que estar un lustro en régimen de libertad vigilada y no podrá trabajar en nada relacionado con menores de edad. Tendrá que indemnizar a su víctima con 6.000 euros por los daños morales